qué son gafas bifocales

¿Qué son las gafas bifocales, y para qué sirven?

  • Actualizado
  • Publicado en General
  • 6 minutos de lectura

Cuando a los ópticos nos preguntan qué son las gafas bifocales, nos viene a la mente rápidamente una de las soluciones utilizadas para resolver determinadas carencias y problemas visuales. Diseñadas con dos distintos tipos de lentes en un solo par, las gafas bifocales tradicionalmente han sido empleadas para personas con problemas de visión como la presbicia; pero, ¿siguen siendo una solución hoy día? ¿O son mejores las gafas progresivas?Como profesionales de la salud visual, es importante que conozcamos las características, funciones, ventajas e inconvenientes de cada tipo de gafa. Tener una óptica de éxito no solo implica ofrecer buenos productos a precios inferiores a la competencia, o usar soluciones de software como el programa para ópticas Optiplus; también es necesario que estemos al día de las últimas novedades en el mundo de la óptica y que conozcamos los pros y contras de cada solución, para poder aconsejar correctamente a nuestros usuarios. Así que, hablemos de las gafas bifocales.

¿Qué son las gafas bifocales?

Las gafas bifocales son lentes que combinan dos graduaciones diferentes. Generalmente, la parte superior del lente está diseñada para la visión a distancia, mientras que la inferior se utiliza para la visión de cerca, como la lectura. Esta dualidad de funciones en un solo lente las hace ideales para personas con presbicia (comúnmente llamada vista cansada) o aquellas que requieren corrección tanto para lejos como para cerca; por ejemplo, las lentes bifocales pueden ser una buena opción para pacientes que sufren simultáneamente de miopía e hipermetropía.

¿Cuándo es necesario usar lentes bifocales?

Hasta hace no muchos años el uso de gafas bifocales para la presbicia era una recomendación común entre los ópticos. Dado que la presbicia es un problema de salud visual relacionado con la edad que dificulta la visión de cerca, los lentes bifocales permitían a los usuarios ver con nitidez a todas las distancias sin necesidad de cambiar de gafas. También son útiles para personas con miopía o hipermetropía que han desarrollado presbicia.

Actualmente, sin embargo, las ópticas se inclinan menos a ofrecer lentes bifocales, dada la evolución tecnológica en el campo de la óptica. Las gafas o lentes progresivas, con su avanzada funcionalidad, se han convertido en una opción más recomendada para mejorar la visión del paciente, desempeñando el mismo papel que las lentes bifocales, pero sin sus inconvenientes.

Ventajas y desventajas de las lentes bifocales

Una vez sabemos qué son las gafas bifocales, es relevante también destacar sus principales ventajas, que claramente dos:

  • Comodidad de no tener que cambiar entre diferentes pares de gafas.
  • Claridad de visión tanto para lejos como para cerca.

Sin embargo, también presentan dos inconvenientes importantes:

  • La línea divisoria en el lente puede ser poco estética, e incluso distraer.
  • Requieren un período de adaptación para acostumbrarse a la visión segmentada.

La principal desventaja de hecho de las lentes bifocales se centra sobre todo en su limitación para facilitar una transición fluida entre la visión de lejos y de cerca. Debido a esto, al cambiar la dirección de la mirada, el usuario de esta gafa puede experimentar mareos, los cuales pueden llegar a interferir significativamente en sus actividades cotidianas.

Diferencia entre gafas bifocales y progresivas

A diferencia de las bifocales, las gafas progresivas ofrecen una transición suave entre las diferentes áreas de enfoque, sin mostrar líneas visibles ni divisiones bruscas. Mientras que las bifocales tienen una división clara entre la visión de lejos y de cerca, las progresivas realizan progresivamente -de ahí su nombre- el ajuste de la graduación, proporcionando una experiencia más natural y sin saltos visuales. De esta manera, el ojo se adapta cómodamente al mirar a distintas distancias, minimizando los mareos y la sensación de malestar.

¿Qué es mejor, gafas bifocales o progresivas?

Ahora que sabemos qué son las gafas bifocales, muchas veces seguimos teniendo la siguiente duda: ¿Qué usar? ¿gafas bifocales o gafas progresivas? En realidad, la elección entreun tipo de gafas u otrasdepende de las necesidades y preferencias de cada usuario. Las bifocales son excelentes para aquellos que prefieren una separación clara entre las zonas de visión. En cambio, las progresivas son ideales para quienes buscan una solución más estética y natural, aunque también cuestan más dinero. En cualquier caso, si bien hemos de respetar siempre la elección del cliente de la óptica, no es menos cierto que las gafas progresivas son actualmente las más recomendadas por los ópticos.

¿Qué gafas son mejores para la presbicia, bifocales o progresivas?

Por todos los motivos expuestos, el hecho es que las gafas progresivas se han convertido en la opción más popular para el tratamiento de la presbicia. Estas lentes cuentan con tres zonas de enfoque que varían gradualmente a lo largo del lente y que son ideales para personas con vista cansada, siendo la sección inferior de la lente la que está diseñada específicamente para mejorar la visión de cerca.

Uno de los mitos más comunes acerca de las lentes progresivas es que su adaptación lleva mucho tiempo, pero esto no es cierto. Las versiones más modernas de estas lentes incorporan tecnologías avanzadas que reducen significativamente el período de adaptación, y en la mayoría de los casos, los usuarios ni siquiera requieren este tiempo para acostumbrarse.

Es esencial que los ópticos y propietarios de ópticas comprendan qué son las gafas bifocales y progresivas, sus diferencias y qué ventajas tiene cada una, para asesorar adecuadamente a sus clientes. La clave para un buen asesoramiento radica en entender las necesidades y estilos de vida de los usuarios, proporcionando la mejor solución a cada uno. Solo mediante un asesoramiento personalizado podremos garantizar la satisfacción del cliente, y ganarnos su confianza.