Cómo elegir gafas de sol según tu cara - Optiplus

¿Cómo elegir gafas de sol según tu cara?

  • Actualizado
  • Publicado en General
  • 7 minutos de lectura

Seguramente habrás oído hablar de la importancia de elegir gafas de sol según tu cara, y si tienes una óptica, muchos clientes te habrán preguntado a menudo cómo elegir unas gafas de sol para hombre o mujer pidiéndote consejo sobre cuál les favorece más. Pero, ¿has sabido qué respuesta dar?

Para que una óptica prospere y atraiga clientes no sólo es importante ofrecer una buena relación calidad-precio, contar con el personal adecuado, o disponer de un buen software de gestión de pacientes para ópticas; el servicio al cliente lo es todo, y debemos ganarnos su confianza. Por eso, vamos a darte las claves para saber qué gafas elegir para cada cliente.

¿Qué tipo de lentes de sol van con mi cara?

A la hora de aconsejar sobre qué gafas de sol quedan bien, hay que tener en cuenta que en función de la forma de la cara y de las facciones de cada persona, entre otros factores, hay monturas de gafas favorecedoras para unas personas que pueden no serlo para otras, y viceversa. Por eso, cuando un cliente acude a nuestra óptica a preguntarnos sobre qué tipo de gafas de sol combinan mejor según tu cara, debemos tener en cuenta los siguientes factores:

  • la forma de su rostro
  • el tono de su piel
  • el tamaño de su nariz
  • el color del pelo o de los ojos
  • su propio estilo de vestir

Estos son sin duda los principales factores, pero puede haber otros. Lo más importante a la hora de abordar la cuestión de cómo elegir unas gafas de sol para el cliente de una óptica, es tener en cuenta que las gafas deben destacar sus rasgos faciales, amoldarse a su rostro y armonizar con él. Por eso, de entre todos los factores, el más importante a tener en cuenta es sin duda la forma del rostro, y es en el que nos vamos a centrar.

¿Cómo determinar el tipo de rostro?

Para saber qué estilo de gafas de sol aconsejar a un cliente según su cara, es importante saber que existen diferentes tipos de rostros (redondo, alargado, cuadrado, en forma de rombo o diamante, etc) y que cada uno tiene su gafa ideal. Por ejemplo, si un cliente nos viene preguntando por unas gafas de sol para nariz grande, unos cristales de gran tamaño combinarán bien con sus rasgos físicos; pero esas mismas gafas en una persona con cara pequeña harán que su rostro desaparezca.

Podemos determinar la forma geométrica del rostro de una persona midiendo una serie de puntos con cinta métrica de plástico o de papel:

  • anchura de la frente (distancia entre la línea de cabello en ambos laterales)
  • anchura de los pómulos (distancia entre ambos extremos de los ojos)
  • longitud de la mandíbula (distancia desde la base de la oreja hasta la barbilla)
  • longitud de la cara (distancia desde la línea de cabello en la frente hasta la barbilla)

Antes de escoger unas gafas de sol según tu cara, puedes (y deberías) practicar antes en casa con tu propio rostro, frente a un espejo. De este modo sabrás a la perfección, sin necesidad de usar cinta ni mediciones para establecer qué tipo de rostro tienes. Hay, además, unos rasgos característicos de cada tipo de cara que pueden ayudarnos:

  • Alargada: suelen tener frente o barbilla largas, y pómulos elevados.
  • Corazón: tienen el mentón puntiagudo y estrecho, la frente ancha, y a menudo un característico “pico de viuda”.
  • Cuadrada: tienen frente, mandíbula y pómulos anchos, con medidas similares.
  • Redonda: la longitud del rostro y de los pómulos son similares.
  • Rombo: tienen barbilla puntiaguda y frente estrecha, ojos pequeños, y los pómulos son la parte más ancha del rostro.
  • Triángulo invertido: suelen tener mentón puntiagudo y estrecho, y frente ancha y despejada, pero al contrario que el rostro de “corazón”, sin pico de viuda.
  • Triangular: destacan por una mandíbula prominente que sobresale más que los pómulos, que a su vez son más anchos que la frente, que es estrecha.

Puede ocurrir a veces que una misma persona no tenga un tipo de cara definido, y que presente una combinación de dos tipos de rostro diferente. En estos casos, la experiencia puede ayudarnos a determinar qué tipo de rostro es el que más destaca en el cliente, y ayudarle a elegir las gafas de sol que mejor encajan según su cara.

¿Cómo saber qué tipo de gafas me queda bien?

Dicho esto, veamos qué gafas de sol son las más adecuadas para cada tipo de rostro:

Gafas de sol para cara alargada

Las gafas de sol para una cara pequeña y alargada deben evitar las líneas muy marcadas, optando por modelos ovalados y anchos para contrarrestar la forma del rostro. En cualquier caso, mejor descartar los cristales pequeños.

Gafas de sol para cara alargada

Gafas para rostro con forma de corazón

Para este tipo de rostro se recomienda utilizar gafas de sol de tamaño medio, con formas redondeadas, que disimulen la anchura del rostro y desvíen la atención a la zona inferior del mismo.

Gafas para una cara cuadrado

A la hora de escoger unas gafas de sol en una cara cuadrada es mejor descartar completamente las gafas alargadas o con líneas regulares, y optar por diseños redondeados u ovalados que suavicen las líneas faciales, y si es posible, que reduzcan la altura de la cara con cristales altos.

Gafas para una cara cuadrada

Gafas de sol para cara redonda

En este caso se trata de dar proporcionalidad al rostro con gafas de sol grandes que, en contraste, tenga formas rectangulares o geométricas, huyendo de las gafas redondas o de las lentes pequeñas. Las patillas finas también suelen ser una buena opción.

Gafas de sol para cara redonda

Gafas de sol para rostro con forma de rombo

En caso de tener que escoger gafas de sol para caras con forma de rombo, tenemos que tener en cuenta que en este tipo de rostro se busca ampliar la frente, por lo que es mejor utilizar gafas alargadas que tapen lo mínimo la parte superior, centrando la atención en los ojos y pómulos con monturas que, preferentemente, serán al aire o muy finas.

Gafas de sol para rostro con forma de rombo

Gafas de sol para cara de triángulo invertido

Las gafas de sol en estos casos deben acentuar la parte superior de la cara, centrando la atención en esta parte del rostro con lentes ovaladas (las mejores son las de estilo aviador) y materiales ligeros, incluyendo monturas al aire.

Gafas de sol para rostro con forma de triángulo

Para compensar la frente pequeña, las gafas de sol deben aportar volumen a la parte superior del rostro pero desviar la atención a la zona inferior, por lo que es preferible apostar por cristales alargados y estrechos.

Gafas de sol para rostro con forma de triángulo

Como ves, elegir gafas de sol según tu cara no es nada sencillo y requiere de práctica, conocimientos y experiencia. Nosotros esperamos haberte sido de ayuda con esta guía para que, cuando un cliente te pregunte qué gafas le favorecen más, sepas perfectamente qué responderle y te ganes toda su confianza. ¡Suerte!